Flat Preloader Icon Cargando Lince Comercial...

Todas las instalaciones están sujetas a pérdidas térmicas, acceso de humedad y fallas en los equipos. Por esta razón, es fundamental poder tener a la mano una herramienta adecuada que permita detectar estos problemas, como por ejemplo una cámara térmica.

Las cámaras térmicas han sido comúnmente usadas en aplicaciones militares,  plantas industriales y servicios públicos, hasta hace algunos años su costo era relativamente elevado, siendo además un producto poco conocido hasta que llegaron a su momento de auge, cuando se estrenó la película Depredador en 1987, protagonizada por Arnold Schwarzenegger.

Fig.1 Arnold Schwarzenegger visto por el depredador usando visión térmica en la película “Depredador” (20th Century Fox)

En los años siguientes empezamos a ver nuevos desarrollos de cámaras térmicas, pero  solo hasta el año 2016, cuando Caterpillar a través de su unidad CATPHONES lanza el teléfono CAT S60 con cámara FLIR integrada, las cámaras térmicas  se convierten en una herramienta de uso más común y al alcance del sector de la construcción, quien ahora puede hacer uso de las imágenes termográficas para detectar tempranamente  fallos en sus instalaciones  y  ayudar a ahorrar dinero a los propietarios y administradores de los edificios.

Fig. 2 2016: primer teléfono inteligente térmico

Veamos como una teléfono CAT S60 o S61, puede convertirse en una poderosa herramienta de diagnóstico que puede ayudar a los administradores de los edificios a detectar e identificar tempranamente posibles problemas y resolverlos ahorrando tiempo y dinero.

Detecta problemas eléctricos

Cuente la cantidad de motores, circuitos de breakers y otros  equipos eléctricos que tiene en su edificio, ¿podría estar usted seguro de que todos funcionan correctamente? Las cámaras térmicas permiten tomar mediciones a distancia y así poder encontrar problemas en equipos que podrán derivarse en una avería eléctrica que puede ocasionar un fallo de un sistema eléctrico o un peligro mayor como un incendio, que además, representan problemas de seguridad para los trabajadores o son difíciles de alcanzar.

Fig. 3 imagen térmica de un motor con una cámara FLIR

Con las imágenes térmicas, también se pueden encontrar conexiones sueltas o problemas asociados a suciedad que crearán una resistencia adicional, esta, con el tiempo ocasionará sobrecalentamiento, lo que puede desencadenar un corte de energía o un incendio.  Otro ejemplo del uso de cámaras térmicas para detectar problemas eléctricos son los motores, donde se puede anticipar una falla por sobrecalentamiento o fugas de aceite.

Identifica el rendimiento térmico

El problema más común, y uno de los más fáciles de detectar son las pérdidas de calor de las paredes, tuberías, componentes de HVAC  y ventanas.

Si bien las cámaras térmicas no pueden leer la temperatura en el aire, sí pueden medir el impacto de esa temperatura en una superficie, como las rejillas del respiradero, por lo que se puede usar esta información para determinar si el flujo del aire es suficiente para distribuir el calor o enfriamiento en una habitación u oficina. Se puede encontrar por ejemplo, una filtración por las ventanas, por lo que no importa cuán apropiada sea la temperatura que sale por la ventilación, esta nunca tendrá el equilibrio térmico adecuado.

Fig. 4 Problemas térmicos de sistemas HVAC.

Elimina los problemas del techo

Los techos de las oficinas y las edificaciones son uno de los activos más valiosos y cuando se produce una fuga, puede pasar desapercibida durante un tiempo considerable. Esto provoca daños costosos por el deterioro que causa la humedad, lo que puede incluso ocasionar que la estructura se debilite.

El uso de las cámaras térmicas puede ayudarle a rastrear las condiciones del techo y detectar problemas tales como ingreso de agua y áreas ocultas de humedad.

Encontrar fugas de agua a simple vista no es tan sencillo como parece. En la mayoría de los casos, los senderos de agua no conducen directamente a la fuente de la fuga y por lo tanto, es necesario examinar en detalle todo el techo plano. Sin embargo, las inspecciones periódicas de mantenimiento del techo pueden conducir a la detección oportuna de fugas y como resultado, evitar que se convierta en un daño permanente más grave.

Las cámaras termográficas han demostrado ser una forma muy eficaz y confiable de encontrar fugas de agua y áreas ocultas de humedad. Debido a las diferencias de temperatura entre los lugares secos y las áreas húmedas, las cámaras térmicas pueden ver completamente dónde ha penetrado la humedad en el techo. Dependiendo de la construcción, es posible ver qué tan grande es un área afectada por la humedad y evaluar la gravedad del problema. Las inspecciones de imágenes térmicas son muy efectivas durante o después de la puesta del sol, porque el techo, que se ha calentado durante un tiempo determinado, revelará diferencias de temperatura entre las áreas secas, que se enfrían lentamente y las áreas húmedas, que se enfriarán mucho más rápido. 

Fig. 5 Inspección de techo con cámara térmica.

Beneficios de un teléfono CAT S60, S61 con cámara térmica:

Las cámaras térmicas incorporadas en los teléfonos CAT S60, S61 constituyen una poderosa herramienta para el sector constructor, como ya lo vimos anteriormente, y traen consigo otros beneficios tales como:

  • Fáciles de usar
  • Proporciona una Imagen completa de la situación
  • Identifican y localizan el problema
  • Miden las temperaturas
  • Ayudan a encontrar fallos Permiten ahorrar dinero y tiempo

Para más información sobre los CAT PHONES visita nuestro sitio Web: https://lincecomercial.com/caterpillar/